Tendencias en el uso de robótica en el campo de la protección laboral

Si las empresas modernas quieren continuar con el éxito adquirido, deberán resolver mayor cantidad de tareas en un entorno de recursos limitados. Y además del esfuerzo por ahorrar costos y optimizar la producción, deberán tener en consideración los principios básicos y nuevas tendencias en seguridad laboral. Hoy en día, las lesiones laborales son una pesada carga para todos los empleadores. Según una estimación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo 2,3 millones de hombres y mujeres por año son víctimas de accidentes industriales o enfermedades causadas por condiciones laborales peligrosas. El resultado es de unas 6 mil muertes al día. La causa de muerte más común es debido a enfermedades que el empleado había contraído en el lugar de trabajo. Y a esto se le suma que, según la OIT, las sustancias peligrosas causan más de 650 mil muertes por año.

Hace algunas décadas era extremadamente costoso, e inclusive técnicamente imposible, dar un ciento por ciento de protección a un empleado que trabajara en áreas peligrosas. Pero el dilema en la producción existente se resolvió parcialmente con el desarrollo de tecnologías robóticas. Es así como las empresas empezaron a utilizar robots industriales para trabajar en entornos peligrosos, y también para realizar tareas en las que la intervención humana podría reducirse a casi cero. Las principales áreas de aplicación de soluciones robóticas fueron el transporte de carga, la minería, y el ensamblaje de productos que no requieren manipulaciones complejas. Durante mucho tiempo uno de los principales inconvenientes de dichas soluciones fue la necesidad de unidades de compleja configuración para cada tarea; pero en la actualidad, los fabricantes lo han solucionado produciendo robots de autoaprendizaje con sistemas de control adaptativo. Tomemos el ejemplo de Ralawise, uno de los mayores distribuidores de ropa del Reino Unido, con almacenes donde se manejan diariamente miles de productos empaquetados en cajas. Allí los accidentes laborales más comunes son laceraciones causadas por las herramientas de corte – utilizadas para abrir cajas y desempaquetar los productos -. Por tanto, el pasado año la compañía introdujo un sistema automático de desempaquetado de cajas; dando como resultado una significativa reducción del número de lesiones laborales, y una mayor velocidad de operaciones. Usando sensores y fotografías, un robot mide las dimensiones de cada caja, la coloca sobre un soporte, y la corta con extrema precisión. El desempaquetado se realiza de acuerdo con las especificaciones establecidas por el operador.


También, junto con el desarrollo de robots totalmente automatizados, han aparecido en el mercado robots colaborativos (cobot). Estos dispositivos se utilizan frecuentemente en la fabricación de automóviles y productos electrónicos. Los cobots trabajan junto con la persona, interviniendo en las etapas más peligrosas del proceso de producción. Además, estos tienen gran demanda en la industria farmacéutica (ya que a menudo es difícil instalar un gran sistema automatizado dentro de los laboratorios). Sucede que, en el curso de una investigación, los empleados de las compañías médicas trabajan con varias sustancias químicas y biológicas en condiciones que resultan peligrosas para los humanos. Por lo tanto, son los cobots (robots colaborativos) quienes trabajan con las dichas sustancias; mientras que, en el resto de las etapas del estudio y las pruebas de drogas, son las personas quienes están directamente involucradas en el proceso.

Por otro lado, una tendencia destacable en el mercado de cobot es el desarrollo e implementación de robots portátiles y exoesqueletos. Estos dispositivos mecánicos emulan la forma de las extremidades, las articulaciones, y los músculos del operador, mientras trabajan juntamente con él; incrementando así sus habilidades físicas además de reducir la fatiga y la tensión. Este mercado se está desarrollando rápidamente, existiendo varios conceptos de exoesqueleto industrial que difieren principalmente en el ámbito de aplicación. Los fabricantes de automóviles fueron de los primeros en comenzar a utilizar tales soluciones. En octubre de 2018, Hyundai Motor Group anunció que comenzara con las pruebas de su exoesqueleto Hyundai Vest (H-VEX) en su planta de Estados Unidos. Dicho exoesqueleto reduce la presión sobre los cuellos y la espalda de los trabajadores. Los exoesqueletos ya habían sido utilizados anteriormente por las compañías de automóviles Ford y BMW. Por otra parte, esta solución tecnológica también está en demanda en la industria de la construcción, donde es necesario transportar cargas pesadas en gran cantidad. La tecnología no solo ha reducido el número de lesiones, sino que tiene la ventaja adicional de extender la vida laboral de los empleados a medida que envejecen.

Sin embargo, incluso los robots más avanzados no podrán crear condiciones de trabajo completamente seguras sin un sistema de protección laboral comprensible. Aun así, los principales actores en el mercado de la robótica, junto a una serie de prometedoras compañías de IT, ya están ofreciendo sus propias soluciones. Por lo que en los próximos años una serie de industrias ya podrían comenzar a utilizar soluciones inteligentes para reducir la cantidad de lesiones y muertes entre su personal. Por ejemplo, un área donde se han dado pasos significativos es la industria minera, donde los líderes del mercado se esfuerzan por hacer realidad la idea de una mina «inteligente». Este es el caso de la solución integrada de la compañía VIST Group (del grupo Zyfra Group), en donde se ha creado un sistema de administración de seguridad automatizado bautizado VG Safety. En un centro de trabajo donde se utilizan soluciones IT, se puede: analizar el desempeño del personal, verificar resultados, y evaluar los riesgos antes de cada turno. Además, un mapa del lugar de trabajo en línea permite identificar las áreas restringidas y conocer la ubicación del personal, mientras que alertas sobre cualquier amenaza o riesgo corrido por los empleados son recibidas en el móvil – gracias a aplicación especial -. Este sistema permite al usuario crear equipos de trabajo automatizando tareas complejas o peligrosas, y teniendo en cuenta la calificación y competencia del personal. Existe también otras soluciones técnicas, como las cámaras de vigilancia Orlaco utilizadas en vehículos, que reducen las lesiones, aumentan la seguridad, e incrementan la productividad a través de maniobras más rápidas y seguras. Las cámaras alertan a los conductores y maquinistas sobre la cercanía de objetos y obstáculos en zonas muertas (gracias a radares especiales y una vista de 360 grados). A su vez, la condición física de los conductores es monitoreada por un sistema especial que analiza el grado de fatiga basado en el análisis continuo de las expresiones faciales y de las pupilas. Adicionalmente sistemas de radar se utilizan para evitar colapsos durante la minería subterránea. Según las estadísticas de Siberian Coal Energy Company, que utiliza soluciones de tecnología VIST, las lesiones laborales en sus empresas se redujeron en un 25% entre 2006 y el 2016.

Cada vez más compañías de tecnología tienen como objetivo la implementación de un proyecto serio con un gran actor industrial, pero los fabricantes no deben centrarse únicamente en la robotización en áreas de alto riesgo de producción y servicios. En un futuro cercano, las empresas prestarán cada vez más atención a la creación de un entorno cómodo y seguro para sus propios empleados. Actualmente, por ejemplo, la tecnología robótica está siendo introducida también en los deportes profesionales. Los entrenadores de fútbol americano han empezado a utilizar robots humanoides en movimiento para entrenar a sus jugadores. La trayectoria del robot se programa desde el panel de control, emulando situaciones reales de juego y permitiendo así que los jugadores trabajen mejor las tácticas. Según los expertos utilizar robots reduce el riesgo de lesiones (a menudo sufridas por atletas durante un trabajo monótono con maniquíes estáticos).

En un futuro, la robótica y las tecnologías inteligentes no solo serán utilizadas por empresas de países desarrollados, sino también por actores de mercados emergentes. Las empresas tecnológicas deben tener presente las posibilidades de diversificación de la producción, y aumentar la fiabilidad de sus decisiones.

Autor: Anton Potapov, ZYFRA Group

Fuente: http://www.revistaseguridadminera.com/operaciones-mineras/tendencias-en-el-uso-de-robotica-en-el-cam...